dimarts, 10 de febrer de 2009

La hipócrita moral del Vaticano

Un portavoz del Vaticano acaba de anunciar que excomulgará “a todos los que hayan tenido algo a ver con el asesinato de Eluana Englaro”, así ha reaccionado la cúpula de la Iglesia católica a la muerte de Eluana, después de 17 años en estado vegetativo.

Y esto pasa a los pocos días de que el propio Papa anunciara con toda solemnidad que había “reintegrado al seno de la Iglesia” a los seguidores del obispo ultraconservador Lefebvre, acabando así con el cisma. Conozcamos un poco a la Orden lefebvrista: niega el holocausto nazi, reniega del Concilio Vaticano, quiere que las misas sean otra vez en latín como la Edad Media, proclama la superioridad del hombre sobre la mujer…. Para los lefebvristas todo el perdón, toda la misericordia, toda la comprensión....

Ni tras la muerte Eluana y, sobre todo, su familia, pueden estar en paz. Hace pocos días, en este mismo blog, reflexionaba sobre la gran carga de violencia que la Iglesia estaba empleando en impedir la muerte digna de esta chica italiana, el asedio fanático hacia su familia ha sido indigno y monstruoso.

Estas eran las palabras del padre de Eluana poco antes de morir: "Cuando deje de existir volverá a tener una dimensión humana, porque hasta ahora ha vivido en una dimensión inhumana. Mi hija ha sido violada, continuamente invadida en su cuerpo, objeto de una violencia que ella habría definido como inaudita, inconcebible e inaceptable".

La Iglesia católica ha intentado en Italia, con la complicidad del gobierno Berlusconi, romper la espina dorsal de un Estado laico como el italiano, proclamando que su moral está por encima de la “ley de los hombres”. La Iglesia católica ha tratado de imponer su ideología a los ciudadanos que no piensan de acuerdo con su catecismo y sus creencias. igual que lo intenta la Conferencia Episcopal española con la ayuda del PP.

La nueva Inquisición nos muestran como de crueles pueden llegar a ser con el fin de imponer su moral (ya vemos de qué clase es con los lefebvristas...) a quienes no queremos vivir bajo su oscurantismo y su tiranía ideológica.

El derecho a una muerte digna està por encima de la "vida eterna" sin consciencia y vegetativa.

Todo mi desprecio por la jerarquía católica que está tanto lejos del sufrimiento humano. Todo mi desprecio hacia esta jerarquía católica que con sus actos protege en su seno a defensores de las tesis negacionistas de los nazis.

Texto traducido del catalán con Internostrum.
Ver el original en: http://blocs.gracianet.cat/roig_i_alternatiu

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada